<< Página Anterior

| 1 2 3 4 5 6 7 8 9 |

Esta abundancia de trabajo tenía su explicación en "un mercado de trabajo de amplia movilidad horizontal y vertical", que respondía a las necesidades de un centro urbano expansivo que sentaba gran parte de su actividad económica en un turismo masivo y que se manifiesta en la construcción a través de obras de infraestructura y de la adopción del sistema de propiedad horizontal. Por otra parte es importante insistir acerca de la búsqueda de la independencia laboral que surge de las entrevistas. Luego de un período de actividad en relación de dependencia, el objetivo buscado se dirigía hacia el trabajo realizado en forma independiente en las diversas actividades (principalmente jardinería, construcción). De las encuestas realizadas, solamente dos entrevistados permanecieron su vida laboral en relación de dependencia.
Aparentemente para una emigración que provenía mayoritariamente de regiones de mediería no habría significado grandes traumatismos el traspaso a una experiencia urbana y a una experiencia laboral organizada en base a la jornada de ocho horas. En este sentido, sería pertinente preguntarnos acerca de si la experiencia de los trastornos producidos en la sociedad de origen por el conflicto bélico y los posteriores intentos de inserción laboral en diversos trabajos de la Italia de posguerra (trabajos en las obras de reconstrucción, comercio ambulante) no habría introducido ya efectos disruptivos en la vida de los emigrantes previos a la inserción en la sociedad marplatense. En este sentido cabría diferenciar los pueblos de origen de los emigrantes marchigianos y la principal actividad desempeñada en Italia. Agrupados por provincia, surge que más del 66% de los entrevistados pertenecía a la provincia de Pésaro-Urbino; 16% a Macerata e igual porcentaje a la provincia de Ascoli Piceno. Por otra parte, si se toma en cuenta la localidad o comuna de origen en lo que se refiere a Pésaro-Urbino se constata que la totalidad de los originarios de ésta provincia provenían de las localidades situadas en un radio de acción de aproximadamente de unos 30 km. (Sant'Angelo in Vado, Urbania, Peglio, Belforte all'Isauro, Borgopace, Mercatello sul Metauro) siendo posible preguntarnos (como cuestión a responder en futuras investigaciones) acerca de la aplicabilidad del concepto de "área local" y de "espacio social" postulados por F. Sturino sobre el área de acción de las redes de relación primaria en la emigración. Las localidades de mayor emigración hacia Mar del Plata de ésta área de la Provincia de Pésaro-Urbino han sido las de Sant'Angelo in Vado y Urbania, y en menor medida las localidades vecinas anteriormente nombradas.
En lo que se refiere a la actividad económica desarrollada en Italia, y de acuerdo a las características propias de la región se manifiesta un alto porcentaje de participes en el sistema de mediería (55%), mientras que se observa un porcentaje importante de actividades ligadas con la pesca y carpintería naval para los provenientes de Porto Recanati y San Benedetto del Tronto (15%). El resto de los emigrantes expresó ocupaciones diversas (construcción, jardinería, artesanías en muebles, mecánica). En lo que respecta a la inserción ocupacional en Mar del Plata la mayoría de los hombres trabajaron en la construcción o en actividades afines como las carpinterías o empleados en corralones de materiales de construcción), de los cuales el 60% alcanzarían a independizarse como constructores. El resto sólo se desempeñaría en la actividad temporariamente o lo haría en conjunción con otras actividades como, por ejemplo, la jardinería. Esta última actividad sería una de las características distintivas de los marchigianos de Mar del Plata, actividad que por otra parte, desarrollarían en combinación con la construcción o el cuidado de los chalets. En este sentido era posible que a las horas trabajadas en la construcción sumaran la atención de los jardines (actividad que era vista como la más cercana a la experiencia rural premigratoria), llegando a conformar jornadas laborales mayores a las doce horas. Por otra parte, en lo que se refiere con el cuidado de los chalets, esta actividad representaba el ahorro del costo del alquiler (por lo menos durante unos ocho meses al año) y evidentemente influenciaba en la radicación de los marchigianos en determinadas zonas de la ciudad, dependiendo aquella de la ubicación de los chalets especialmente en las zonas de Stella Maris. Sin embargo, la radicación de los marchigianos llegados en la segunda posguerra parece haber respetado los patrones de asentamiento de los "paisanos" llegados con anterioridad y asentados en los barrios de la Estación "nueva" del Ferrocarril y la Loma de Stella Maris, ubicándose en ésta más de un 70% de los emigrados marchigianos entrevistados. En este sentido, el asentamiento de los inmigrantes marchigianos de la segunda posguerra en Mar del Plata se habría correspondido más con la ubicación en torno de los antiguos núcleos de marchigianos que con factores de asentamiento relacionados con la actividad laboral.
"Yo, prácticamente el caso mío, bah como el de la mayoría… llegamos acá y no me sentía extranjero… cuando salía del trabajo se quedaba en esa zona, al lado de una esquina, en el cruce…Cinco minutos y nos encontrábamos cuatro, cinco paisanos… Enseguida charlábamos, hablábamos el dialecto…

<< Página Anterior
| 1 2 3 4 5 6 7 8 9 |

Página Siguiente >>