<< Página Anterior

| 1 2 3 4 5 6 7 8 9 |

En este sentido, con respecto a los marchigianos en Mar del Plata cabría señalar que estamos en presencia de la utilización de los mecanismos de cadena migratoria, empleado este concepto en sentido restringido, es decir que la información acerca de las oportunidades en Mar del Plata, la provisión de transporte, vivienda y empleos iniciales serían provistos “ … por medio derelaciones sociales primarias con migrantes anteriores”. Convendría sin embargo dejar establecido que la colaboración de las redes primarias en los distintos ámbitos parece haber sido diversa. En este sentido mientras que casi un 80% de los emigrados entrevistados consiguen su primer trabajo mereced a la intervención de un “paisano” (amigo o pariente), alrededor de un 60% de los pasajes de los emigrantes son pagados por parientes desde Mar del Plata. Por otra parte, un porcentaje importante (32%) adquirió sus pasajes a través de ahorros o venta de bienes, mientras que el resto lo hizo gracias a la intervención de parientes o amigos de su pueblo o comarca de origen. En lo que se refiere a la vivienda durante los primeros tiempos en la sociedad de recepción, la casi totalidad de los entrevistados solucionó esta necesidad por medio de las posibilidades que les brindaban las relaciones con paisanos o las relaciones de parentezco (vivieron en casa de parientes durante los primeros tiempos -por lo general los mismos que les habían realizado la carta de llamada- o consiguieron chalets para cuidar durante los meses de invierno, con lo cual podían ahorrar el desembolso de un posible alquiler y destinarlo a la construcción de la vivienda propia). En este sentido, vista la aparente fortaleza de la comunidad marchigiana preexistente a la II guerra mundial y la importancia de las redes parentales o amicales en los primeros pasos de los emigrados en Mar del Plata, estas características nos estarían hablando del papel que jugaron las redes que habrían sido significativas en el proceso de insersión en la sociedad receptora.

Por otra parte, en lo que parece haber sido una característica de la emigración de la segunda posguerra, el ingreso a la Argentina se hizo posible gracias a la utilización(casi unánime por parte de los entrevistados) de cartas de llamada realizadas desde la Argentina por otros “paisanos” ya emigrados. En este sentido la casi totalidad de los entrevistados, llegó a Argentina siguiendo este procedimiento. La mayoría de los entrevistados tenía establecido como destino final a Mar del Plata, en tanto que cuatro entrevistados manifestaron haberse radicado en otros destinos (San Nicolás – Provincia de Buenos Aires-, Capital Federal, Villa Regina en Rio Negro y el barrio de la Boca- Capital Federal-) para luego trasladarse a Mar del Plata, lo que nos podría hacer pensar en la existencia de cadenas secundarias. Con respecto a la utilización de las redes parentales o amicales para insertarse en la sociedad de recepción sería conveniente relativizar una excesiva mirada optimista hacia una ayuda desinteresada de parte de quienes favorecían al acceso a la vivienda o a las primeras experiencias laborales. Por otra parte los mecanismos de cooperación o de explotación podían presentarse de una manera fuertemente relacionados que impidiera una clara distinción de éstos. En este sentido, la contratación de marchigianos de parte de empresas "marchigianas" entraría dentro de esta interpretación, aunque de las entrevistas no surge en ningún momento la existencia de una relación de manifiesta explotación. Por otra parte, es importante situar la relación de dependencia que se podía establecer en las relaciones laborales entre dos marchigianos en la sociedad de recepción (uno "destacado" y consolidado económicamente, otro recién llegado) en el contexto de, por un lado, una sociedad que manifestaba poseer una considerable movilidad social, y, por el otro, situar esas relaciones en el contexto de las aspiraciones del recién llegado por alcanzar una rápida independencia en la actividad económica. En este sentido, si bien la gran mayoría de los entrevistados consiguió su primer trabajo a partir de las relaciones primarias, las características de una Mar del Plata enmarcada en un proceso de expansión se encuentran en gran medida presentes en los testimonios orales ya que aparece como un lugar común la afirmación de la abundancia de trabajo existente por esos años de la posguerra.
Para aquellos que en un principio se dedicaron a la construcción siguieron, en alguna medida las etapas generalmente recorridas hacia la independencia laboral como "constructor", que generalmente tomaba las formas de la asociación no necesariamente con paisanos.
"Yo empecé a trabajar con una empresa. Pero me preguntó de qué trabajaba. De nada, pero quiero aprender el oficio. Y le gustó,… me tuvo dos años para enseñarme. Y me pagaba… y a los tres años y medio era el capataz de las obras de ellos y después a los siete años por razones comerciales que yo ya estaba en otra, estudiaba de noche, estudiaba construcciones (….) me abrí y dije voy a trabajar por mi cuenta. Como entonces trabajo en la construcción abundaba, era lo que sobraba….."

<< Página Anterior
| 1 2 3 4 5 6 7 8 9 |

Página Siguiente >>