<< Página Anterior

| 1 2 3 4 5 6 7 8 9 |

Por otra parte, otra de las actividades comunes hacia finales de los años veinte para los marchigianos emigrados era el cuidado de los jardines y atención de los chalets de veraneo (esta actividad permitia evitar la erogación de un alquiler y concentrarse en la construcción de la “casa propia”). En este sentido, la conexión entre ambas actividades fue responsable en buena medida de la radicación de núcleos de marchigianos en el barrio de la Estación Nueva del Ferrocarril Sud y en la zona de la Loma de Estella Maris (inmediatamente próxima a la anterior), debido, en parte, a que en dicha sección de la ciudad se levantaban buena parte de los chalets de veraneo. Con respecto a esto último es posible observar que la zona ubicada entre la estación nueva del ferrocarril y el Hospital Mar del Plata (denominada “La Pescadilla” ) y el barrio de “Tierra del Fuego” (aproximadamente entre las calles Güemes y Rawson) era una zona “italiana” de asentamiento antiguo hacia 1905) que había sido ocupada por los pescadores (en su mayoría italianos de Las Marcas o del Mezzogiorno) al ser expulsados de la zona céntrica del núcleo urbano. Con la construcción del puerto de Mar del Plata hacia el sur del núcleo urbano, entre los años 1917 y 1922 buena parte de los pescadores italianos del sur se habrían asentado en la zona próxima a la sector portuario constituyendo con el tiempo un barrio poblado principalmente por sicilianos y napolitanos. En este sentido, para la primera mitad de los años treinta la zona del bario de la Loma de Stella Maris “….era una zona casi exclusiva de marchigianos donde no se hablaba otra cosa que dialecto” mientras que entre la estación nueva de ferrocarril y el Hospital Mar del Plata se asentaban italianos del sur y marchigianos de los puertos del Adriático (Porto Recanati, San Benedetto del Tronto)

Un testimonio claro del asentamiento importante de marchigianos (y en especial de nativos de Sant'Angelo in Vado) en esta zona estuvo dado por la asistencia a la Iglesia de Stella Maris (que daba el nombre al Barrio de la Loma) para celebrar anualmente la festividad de la Madonna del Pianto, patrona de Sant'Angelo in Vado. Si bien para 1933 y 1935 los santangioleses o vadeses de Mar del Plata habían realozado celebraciones anuales a la Virgen del Lanto fue para 1937 que un grupo de éstos con el apoyo del capellán de Stella Maris decidió la institución de la fiesta anual. En octubre de 1937 se entronizó un cuadro de la Virgen en Stella Maris y hacia allí se realizaron las peregrinaciones anuales, eligiéndose en 1939 “Protectora” de la colectividad italiana en Mar del Plata. Un momento importante de tales celebraciones fueron las procesiones de 1941 y 1942 que tuvieron eco en la prensa local y que estuvieron dirigidas a pedir por los caídos en la guerra mundial. En tal sentido una proclama dirigida a los “italianos sin diferencias de partidos” establecía:

“Subiremos la Loma donde se levanta la Iglesia… para recordar las peregrinaciones que hicimos tantas veces a los santuarios de nuestra inolvidable y hermosa patria, la cristiana y católica Italia”

Aunque en las entrevistas entre los marchigianos llegados después de la II guerra son coincidentes en señalar la progresiva declinación del culto, el mismo se continuó entre los marchigianos llegados posteriormente, incluso con la instalación de una nueva imagen traida desde Italia en 1949. Por otra parte si siguiendo a Durkleim clasificamos a los fenómenos religiosos de acurdo a las creencias y a los ritos, en este último aspecto es indudable el carácter de refuerzo de las tradiciones del “paese” en la sociedad de recepción que aquellos deben haber adquirido nos referimos a las celebraciones anuales pero también a la confraternización post-misa para aquellos que participaran en ellas) vistos los lazos de solidaridad e identificación que podían establecerse entre los asistentes.

En lo que se refiere a la participación en sociedades de socorros mutuos la comunidad italiana en Mar del Plata contaba con dos sociedades hacia fines del siglo XIX , la “Sociedad Guiseppe Garibaldo” constituída en 1884 y la “Sociedad XX de Setiembre” formada a partir de una escisión de la anterior en 1899.

En este sentido, en la pertenecia a ambas sociedades parece haber jugado un rol importante el origen regional: lo italianos del norte, especialmente de Lomabardía y Piamonte parecen haber adherido a la Garibaldi, en tanto que los marchigianos e italianos del sur (Campania, Puglia, Calabria) parecerían haber optado por la XX de Setiembre.

<< Página Anterior

| 1 2 3 4 5 6 7 8 9 |